Homeland [S05E01]

Mi nota: 8/10

Repaso hasta la 4ª temporada y Episodio 1 de la 5ª.

2011- | Creadores: Alex Gansa, Howard Gordon | Reparto: Claire Danes, Mandy Patinkin, Rupert Friend | [más datos en IMDb]

Ha vuelto Homeland y, de nuevo, Carrie Mathison aparece en nuestras pantallas poniendo esos ojitos que nos encantan…

Sí, lo confesamos, en tomaspoiler.com adoramos a Carrie y una de las razones es esa pinta de chiflada impredecible que tiene. Somos fans de los personajes con debilidades, que parecen reales, esos que te puedes encontrar en el supermercado (bueno, aquí Sinji opina algo distinto…). Carrie es de esas que insiste en complicarse la vida y que ve problemas donde no los hay. No creemos que sea una buena agente secreto, para nada. Su idilio con Brody fue público y esa melena rubia es difícil de olvidar después de que en las televisiones de USA se anunciara que el traidor pelirrojo se acostaba con una mujer a sueldo de la CIA. Los guionistas deberían haber reparado un poco en eso, en que Carrie lleva mal eso de la discrección y allí donde va, la lía. A pesar de todo lo creíble que nos resulta que haya personas como ella, es difícil creer que alguien así pueda trabajar de espía y, sin embargo, nosotros estamos enganchados a ella.

carrie

Lo bueno de Homeland es que los demás personajes no se quedan atrás. Todos tienen sus miserias, todos hacen trabajo sucio que nos escandaliza y, aún así, no dejan de caernos simpáticos. Así, Quinn, el asesino más efectivo y pragmático de la serie,  es capaz de inspirarnos ternura, de hacer que sintamos a partes iguales pena y admiración por lo que hace. ¿Cómo es posible que aplaudamos a un matarife? Ahí está el encanto de Homeland, a muchos nos gustaría ser espías, a nadie le gustaría llevar una vida así de miserable.

Luchando por tener una vida algo más digna, es decir, hacer como cualquier persona normal que no mata a gente a diario, Carrie Mathison lleva dos años en Alemania (sin aprender alemán, dicho sea de paso), cuidando de su hija, yendo a misa y durmiendo abrazada a su chulazo cada noche. Parece como si, por fin, hubiera encontrado eso que no valoramos lo suficiente „tranquilidad“. ¿Cuánto tiempo podrá mantener Carrie su paz interior? No nos la creemos yendo a misa y jugando con su hija. Sabemos que está haciendo un papel y esperamos que acabe con ese teatro pronto (posiblemente en el segundo episodio). Las cicatrices de años viendo morir y participando en la muerte de inocentes, luchando contra „los malos“ y, sin embargo, haciéndoles cada vez más fuertes, no pueden dejar en paz a Carrie por mucho que se empeñe. Estas cicatrices son auténticas heridas sangrantes en el caso de Quinn. Si en la temporada pasada nuestro antihéroe preferido se marchó a una peligrosa misión con el corazón roto en esta temporada le vemos con el coco más dañado que nunca.

Por último, no podemos olvidarnos de Saul Berenson. Para nosotros es como ese padre que cree que lo mejor es que su hijo continue el oficio familiar, aunque eso le haga infeliz. Así es como le vemos en su relación con Carrie. Quiere que siga haciendo eso que hace él, que siga teniendo una vida de mierda y que siga yéndose a dormir con cargo de conciencia por lo que ha hecho, pero con la satisfacción que da el trabajo bien realizado. Es un pobre cabrón, un tipo poderoso capaz de ordenar la muerte de personas y que se vuelve un ser diminuto en cuanto aparece su mujer.

Dicho esto, no echamos de menos al pelirrojo en absoluto. La última temporada de Brody fue aburrida, lentísima y se emperraba en mantener un personajes que había sido totalmente exprimido. Nos gusta más ver a Damian Lewis haciendo de Enrique VIII en Wolf Hall que su lastimero devenir en la segunda y tercera temporadas.

El verano se ha hecho largo. Demasiadas series con super-héroes adolescentes (lo siento, Sinji, es así). Echábamos de menos el olor de las cloacas de la CIA y las lastimosas vidas de sus empleados más televisivos. ¡¡Qué ganas teníamos de Homeland!!

Spoiler: Temporada 5 - Episodio 1

El primer capítulo es un tanto lento. Nos presenta a Carrie con una vida nueva en Berlin, una madre más que trabaja como jefa de seguridad de una fundación humanitaria. Mientras, Quinn ha pasado 2 anyos en Siria, viviendo en el horror durante este tiempo. Le vemos un tanto quemado, no sólo mentalmente, también con la piel bronceada, pero sigue igual de efectivo. Saul sigue al frente de la CIA, enfadado con Carrie, hasta tal punto que el encuentro entre ambos es un tanto desagradable y fuera de lo normal, teniendo en cuenta que él siempre había sido afectuoso y protector. En este primer capítulo no ocurre gran cosa, tan sólo se presenta dónde están los personajes dos anyos después del punto en el que acabó la anterior temporada. A pesar de su lentitud, este arranque nos hace creer que la temporada promete.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*